Cooperación

jovenes per .jpg

Desde el FICAS cooperamos con otras entidades, tanto organismos públicos, empresas como otras ONG, poniendo a su disposición nuestro conocimiento y experiencia en favor de la conservación de la fauna más emblemática.

Águila-Azor Perdicera

Por petición de la asociación GREFA, realizamos el estudio de viabilidad para la recuperación del águila-azor perdicera (Aquila fasciata) en la Comunidad de Madrid. El trabajo de campo realizado, permito determinar que en la región llegaron a nidificar al menos 16 parejas, frente a las dos únicas parejas que quedaban a principios del siglo XXI. Destacamos que, para poder volver a recuperar una población viable, era necesario actuar sobre el hábitat, ya que nos encontramos ante una especie que ocupa medios complejos, además de ser necesario eliminar causas de mortalidad. Pero estas actuaciones deberían realizarse paralelamente a la suelta de los ejemplares, para evitar posibles movimientos de otras grandes águilas a las zonas manejadas. En el pasado, el águila perdicera compartió hábitat con águilas reales e imperiales, llegando a nidificar a tan sólo 900 metros de distancia de estas grandes águilas, las perdiceras aprovechaban los huecos generados por la competencia territorial entre águilas reales y/o entre águilas imperiales. De hecho, la selección que realizamos de los enclaves de suelta así lo atestiguan, una de las zonas está ya ocupada por una pareja de águilas perdiceras procedentes de liberaciones, mientras que otra de las zonas es disputada por varios ejemplares también liberados en el marco del proyecto Life/Bonelli.

Desde aquí queremos desear a los componentes de GREFA,  ánimo y perseverancia, ante el gran reto al que se enfrentan. Recuperar la población de águila perdicera o como a ellos les gusta denominarla, águila de Bonelli.

img033.jpgTendidos eléctricos 

En el año 2015, por encargo de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, nos enfrentamos a un gran reto, la elaboración de un mapa de riesgo de mortandad por electrocución de águila perdicera. Desde los orígenes del FICAS, hemos venido trabajando en la detección de líneas eléctricas peligrosas para las aves, habiendo conseguido que se reparasen un elevado número de ellas, lo que sin duda ha contribuido enormemente en la recuperación de las grandes águilas en el centro peninsular.

img062 copia.jpg
Elaboramos la metodología de trabajo con sistemas de información geográfica, determinando las zonas críticas de actuación, en base a los distintos niveles de uso por parte de las águilas. Posteriormente, los agentes forestales recorrieron las zonas identificadas, georreferenciando los tendidos eléctricos y anotando sus características técnicas. Con esta información y la obtenida por GREFA en el seguimiento de las águilas equipadas con emisores, determinamos las principales líneas a corregir y propusimos las medidas más adecuadas para evitar la muerte de tan valiosas y únicas águilas. Ha sido un trabajo en el que técnicos de GREFA, de la Comunidad de Madrid, del FICAS y Agentes Forestales, nos implicamos de lleno y que poco a poco va dando sus frutos, al haber reducido la mortandad por esta causa.

imperial posada.jpg

Águila Imperial

Pero quizás el trabajo que nos hizo volver a nuestros orígenes, cuando trabajamos con el águila imperial en las sierras del suroeste de Madrid, fue el encargo realizado por la empresa TRAGSA. Evaluar el estado de conservación y proponer las actuaciones necesarias para la conservación del águila imperial ibérica (Aquila adalberti) y el águila-azor perdicera en el Monte de El Pardo. Durante casi dos años estuvimos trabajando en este espacio emblemático de la península ibérica, dada su historia y el alto grado de conservación que presenta este gran encinar situado a las puertas de una gran urbe, como lo es la ciudad de Madrid. Nuestro trabajo se basó en la realización del seguimiento de las poblaciones de las grandes águilas, estableciendo los protocolos de actuación y trabajando en la formación de la guardería forestal. Finalmente, elaboramos las memorias técnicas, recogiendo las características poblacionales y medidas de actuación a desarrollar. Felicitar a guardería y personal técnico de Patrimonio Nacional, por el  trabajo realizado en pro de la conservación de tan valioso espacio natural y de la fauna que lo puebla.

 

Anuncios