Águila real

Conservación del águila real en la sierra Norte de Guadalajara

pollos real.jpg

Se trata de una especie que, entre los años 1994 a 2005, le dedicamos gran parte de nuestra actividad como asociación. Durante el periodo de duración de este proyecto, radio-marcamos 26 ejemplares de águila real, tanto jóvenes como adultos e individuos procedentes de Centros de Recuperación. Su radio-seguimiento nos permitió identificar las principales áreas de dispersión juvenil y puntos negros de mortalidad, logrando la corrección de  líneas eléctricas peligrosas para estas aves. Además, realizamos actuaciones de apoyo a la reproducción y una intensa campaña en cotos de caza y medios de comunicación, que tuvo como resultado un cambio en la aceptación social de la mayor de nuestras águilas.
Actualmente y dado que han pasado ya 10 años desde que finalizamos este proyecto, estamos realizando una revisión de su estado de conservación, desarrollando las siguientes acciones:
• Censo y Seguimiento de la población nidificante en la sierra Norte y Campiña de Guadalajara.
• Censo y Seguimiento de las áreas de dispersión juvenil de la Campiña y Baja Guadalajara.

DSC_6422 (2).JPG

Paralelamente,  realizamos trabajos que nos permiten individualizar a los miembros de las parejas territoriales, mediante fotografías de cada ejemplar. Con ello pretendemos poder evaluar tasas de supervivencia y mortalidad de la población adulta.
Otras actuaciones buscan profundizar en el conocimiento de su biología y ecología, y en evaluar la incidencia de perdida de nidos de parejas de águila real, tras ser estos usurpados por buitre leonado.

300 163.jpgComo método para una correcta evaluación de la situación de la especie, es necesario volver a radio-marcar ejemplares. El objetivo es conocer si han variado las áreas de dispersión juvenil utilizadas, puesto que, en las controladas en el proyecto anterior, actualmente están ocupadas por parejas adultas.

La información recopilada hasta el momento, durante esta nueva revisión, indica un incremento de territorios en zonas del piedemonte serrano. Por el contrario, se ha producido una pérdida de territorios ocupados en zonas de montaña, además, registramos una mayor irregularidad en las parejas que nidifican. En conjunto, esta situación, provoca una notable disminución de los pollos que vuelan cada año y un aumento de los territorios ocupados por un solo individuo. Las causas que han llevado a esta situación, aunque diversas y complejas, podríamos resumirlas en un incremento de la mortalidad adulta y en una progresiva pérdida de calidad de los territorios.

ArealW(2).jpg

Para poder revertir esta situación, no sólo son necesarias las medidas de investigación que estamos desarrollando sobre la población de águila real que pervive en estas montañas, sino que es preciso abordar actuaciones urgentes de enriquecimiento ambiental. Actuaciones que han de ser desarrolladas, tanto en territorios de reproducción irregular como en territorios aún ocupados por ejemplares solitarios, pero también en territorios abandonados que continúan recibiendo visitas de inmaduros y sub-adultos. Además, es preciso apoyar a las parejas nidificantes en el piedemonte serrano y reducir a cero las causas de fracaso reproductor y la mortalidad adulta. Para ello, buscamos lograr una mayor implicación de la sociedad y de las administraciones públicas, en la resolución de la problemática detectada.

Anuncios